Sistemas informáticos de almacén, ¿cómo elegir el mejor?

sistema informático de almacén

¿Los errores en tu empresa son recurrentes? Posiblemente se deba a la falta de un sistema de gestión de almacenes. No contar con un sistema de almacenamiento puede entorpecer el desarrollo funcional de las tareas de un centro de distribución. 

Los errores humanos son difíciles de evitar. Lo que sí es posible es prevenirlos en medida de lo posible. Con un software adaptado a las necesidades de tu empresa podrás aumentar la efectividad de la cadena de suministro. 

Un sistema de gestión de almacenes funciona en tu empresa para administrar y controlar las operaciones. Algunos ejemplos de ellas son la gestión de entradas y salidas de productos, gestión de inventario, control de stock y ubicación en tiempo real de cada unidad.

Para ayudarte a entender mejor la importancia de contar con un sistema de gestión de almacenes, te ayudaremos a entender de mejor manera qué es un sistema de almacenamiento. ¡No te vayas!

¿Qué es un sistema informático de almacenamiento? 

Los sistemas de almacenamiento se encargan de ordenar las mercancías o unidades de carga en estantes. Gracias a ellos es posible optimizar el espacio de una manera muy funcional. Cada sistema es capaz de adaptarse a la necesidad y características de cada centro de distribución. 

La estantería depende de la altura, peso y volumen de mercancía que quieras almacenar. Es importante poner especial atención en estos aspectos para alcanzar los objetivos de un sistema de almacenamiento.

Importancia

Hoy en día cualquier centro de distribución debe contar con un sistema de almacenamiento. Al contar con él, adquieres un nivel competitivo. Esto quiere decir que comenzarás  a realizar labores más complejas y de mayor responsabilidad sobre tu producto final.

Es un sistema especializado que apoya, optimiza y facilita el manejo de las actividades. Además, ayuda a planear, organizar, dirigir y a controlar el uso de los recursos disponibles para movilizar de forma correcta los materiales dentro y fuera de los centros de distribución. 

Tipos

Existen varios tipos de sistemas de gestión de almacenaje. Esto se debe a la importancia de la medición de las capacidades de una empresa. Un mismo sistema no funciona para todas las empresas: es necesario adaptarlo. Y, para hacer este proceso de adaptación más sencillo, contar con varios modelos es la mejor alternativa.

A continuación, te presentamos los distintos tipos de sistemas de almacenaje. Pon mucha atención y elige el que mejor se adecúe a las necesidades de tu centro de distribución. En caso de que desees una asesoría personalizada, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 

Convencional

Es el más común. Consiste en almacenar los productos combinando las mercancías paletizadas con artículos sueltos. Así, es posible contar con una mayor manipulación manual.

En los niveles altos, este sistema es utilizado para el almacenamiento de paletas completas. Y, en los más bajos, tiene funciones de preparación manual de expediciones o picking.

Para el control se recurre a estanterías convencionales formadas por varios niveles. La separación entre ellos se da a la medida de las cargas. Son estantes con poca profundidad y se puede acceder con facilidad a la mercancía almacenada.

Compacto

Tal como su nombre lo indica, este sistema de almacenamiento aprovecha el espacio al máximo, tanto en altura como el suelo. Se suele usar para almacenar gran cantidad de pallets por referencia con unidades totalmente homogéneas.

Las instalaciones son un conjunto de estanterías con carriles y calles interiores de carga. Las carretillas se adentran en las calles con la carga por encima del nivel de almacenaje. 

Dinámico

Una rotación perfecta necesita de este sistema. Se trata del más eficaz, ya que la gestión de carga cumple con los criterios de entrada y salida.

Funciona con estructuras compactas que incorporan rodillos a modo de camino con una pendiente ligera que permite el deslizamiento de la carga sobre ellos. Existen algunas variantes sin rodillos donde el desplazamiento ocurre por fuerza de gravedad. 

Móvil

Este sistema de almacenamiento es muy similar al convencional, a excepción de que la estructura reposa sobre raíles para desplazarse. 

Al compactar, las estanterías aumentan de forma considerable la capacidad del almacén sin que se pierda el acceso directo a cada una de las referencias. Esto permite que se aproveche de mejor manera el espacio. La clasificación atiende al tipo de carga y a la fuerza del desplazamiento. 

En función de la carga, en un almacén donde el producto está paletizado las estanterías pueden ser para productos de baja o media rotación, cámara frigorífica o almacén intermedio. En función de la fuerza del desplazamiento serán manuales o automáticas.

Automático

Este tipo de almacenaje se opera con transelevadores de palets mediante equipos robotizados. Con ello se facilita en gran medida la diferenciación de los servicios y la oferta de productos. El aumento en la productividad y en la logística permite una reducción de costes. 

Autotransporte 

Ofrece soluciones de automatización y almacenamiento integral en el movimiento de la carga. Esto se debe a que permiten un aprovechamiento máximo de la superficie disponible, alcanzando alturas de almacenaje elevadas.

La manipulación de carga se realiza con transelevadores, garantizando una operatividad única. Un sistema bastante rentable, capaz de automatizar al máximo el espacio de almacenaje

¿Quieres saber más?

¿Quieres optimizar la cadena de suministro de tu centro de distribución? En GCM estamos listos para ayudarte a prevenir y en un futuro eliminar los errores humanos que han tenido un gran impacto en la economía de tu empresa.

Contáctanos, resuelve tus dudas y decídete a disfrutar de las ventajas de un sistema de gestión de almacenamiento. Conoce más en nuestro sitio oficial: https://www.gcm.com.mx/

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.
Menú